Jugar videojuegos mejora tus habilidades

Los videojuegos son el gran pasatiempo de por lo menos un par de generaciones, aun cuando muchos coloquen en sus estados en redes sociales que “en nuestra época jugábamos en la calle, no en consolas”, pero seguro que si las hubieran tenido hubieran jugado con ellas. 

Todo a evolucionado para nuestra comodidad, de la misma manera que antes solo se podía hacer apuestas o jugar al casino en lugares físicos y ahora podemos entrar a https://roulettegeeks.es/ y hacerlo online cómodamente desde casa en el momento que más nos apetezca.

Lo bueno de los videojuegos es que estos representan una ventaja implícita para los chicos, ya que según muchos especialistas desarrollan varias habilidades de los jugadores y, al tratarse de niños y jóvenes en pleno desarrollo, es positivo para mejorar sus reflejos y otros aspectos de su crecimiento y formación integral. 

Entrenar las habilidades cognitivas para la vida

El desarrollo de las habilidades cognitivas en los niños y jóvenes es uno de los elementos más positivos que se desarrollan al jugar videojuegos, siendo esta también, una de las más comprobadas por los científicos. 

Se determinó que el ubicar de manera paralela varios objetos de manera espacial, así como darles el valor adecuado para seleccionarlos con rapidez, es algo que prepara a los jugadores para enfrentar situaciones similares en la vida. En este renglón, podemos decir que el efecto de los juegos de video es parecido al de la música, al leer partitura ,lo que implica ubicar en espacio y tiempo notas musicales, con su duración, marcarlas de manera adecuada en el instrumento y todo un esfuerzo que en realidad está entrenando al cerebro, igual ocurre con juegos donde el esfuerzo de ubicar, definir, seleccionar y utilizar objetos de manera correcta con cierta agilidad es vital. 

Aprender normas y tácticas de los deportes

Los juegos de video deportivos no podrán sustituir del todo a deportes como el fútbol o baloncesto, sin embargo, para los más jóvenes, jugar este tipo de deportes en consolas les permite aprender las diferentes reglas del juego, incluyendo la duración de cada tiempo, las faltas y de acuerdo al juego, incluso aprender las jugadas más clásicas utilizadas en dicho deporte, algunas veces muy bien recreadas en el videojuego. 

Estimula la memoria

Es algo bastante obvio. Cuando un niño juega y en alguna parte tiene que ir memorizando la ubicación de distintas trampas, atajos y demás, está utilizando  y entrenando su memoria, de esa misma manera la memoria estará mucho más activa cuando la necesite para actividades cualesquiera en su vida diaria. 

Coordinación

La habilidad ojo – mano aumenta muchísimo cuando los chicos juegan videojuegos. Los gamers tienen mayor precisión y rapidez pero también mejor estabilidad y equilibrio en circunstancias en las que necesitan mantener algún vehículo o elemento por un carril determinado. 

Esta coordinación permite que los chicos se manejen un poco mejor en los deportes, aclarando siempre que ello no sustituye nunca la práctica física de los deportes, pero ayuda a manejarse mejor en cuanto a la agilidad mental necesaria para los reflejos, pudiendo ayudarles también a aprender a manejar bicicleta, batear con más precisión y cualquier actividad que requiera esos niveles de coordinación, siempre se hará con más agilidad luego de jugar videojuegos que fortalezcan dichos aspectos. 

Un punto muy aparte puede hacerse con los juegos violentos, sin embargo, no es el tema de este artículo, donde tratamos de manera específica de los juegos que desarrollan habilidades positivas y de provecho para la vida, por lo que queda claro que jugar videojuegos, sin exagerar ni caer en el vicio, puede ser un complemento interesante para que los más pequeños mejoren habilidades varias que les serán de provecho para otros aspectos de sus vidas. 

Autor entrada: radikalboard.com